Las campeonas invisibles

La sociedad intentó convencerlas de que no podían proponerse una carrera profesional en el deporte. Aún les pone trabas para alcanzar su mayor potencial. Sin más impulso que la pasión, se abrieron camino en deportes tradicionalmente dominados por hombres para convertirse en referentes para las nuevas generaciones. “Las chicas ya no tienen por qué mirar a los chicos”, celebra Laura Ràfols, capitana del equipo de fútbol femenino del Barça.

ABRIL PHILLIPS

Según los datos del Comité Olímpico Español (COE), en los JJOO de Río en 2016, las participantes mujeres ocuparon casi la mitad de cupos de la delegación española y consiguieron 9 de las 17 medallas ganadas. Sin embargo, la desigualdad de género todavía se impone en el deporte. Las últimas estadísticas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) muestran que sólo el 35,4% de los deportistas de alto nivel españoles son mujeres. El pasado 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, la Asociación Mujeres en el Deporte Profesional (AMDP) publicó un manifiesto firmado por más de 1.000 deportistas donde sostenía que “el deporte es un reflejo de la sociedad, por lo que también existe una gran desigualdad. Deportistas invisibles en los medios de comunicación, sin contratos laborales, sin convenios, sin ligas profesionales, obligadas a firmar cláusulas denigrantes como las relacionadas con el embarazo y la cesión de sus derechos de imagen”.

“Todavía ninguna futbolista española puede de vivir de lo que ha ganado jugando”, afirma Laura Ràfols (27), capitana del equipo femenino del Barça. La portera fue protagonista de los grandes cambios que atravesó el fútbol femenino, dentro y fuera del club. Cuando empezó en 2005, las jugadoras todavía no tenían vestuario propio. En 2015, con la profesionalización del equipo femenino del club, el fútbol de mujeres dejó de ser sólo un juego para convertirse en un trabajo rentado. Hoy el Barça tiene destinado un presupuesto de 3,5 millones de euros a su equipo de mujeres.

“Todavía ninguna futbolista española puede de vivir de lo que ha ganado jugando”, afirma Laura Ràfols (27), capitana del equipo femenino del Barça.

En la temporada 2016-2017, el fútbol femenino español dio un gran salto con la firma del convenio entre la compañía Iberdrola con la Real Federación Española de Fútbol para financiar conjuntamente LaLiga femenina. El año pasado, el gobierno incorporó partidos a la quiniela, lo que según la profesora de periodismo deportivo de la Universidad Carlos III, Clara Sainz de Baranda Andujar, “obligó a una mayor cobertura de información, aunque sólo se trate de tablas de resultados y no piezas desarrolladas”. Sin embargo, todavía no es una liga con status profesional. Desde el Consejo Superior del Deporte, afirman que esto podría conseguirse con la firma de un convenio colectivo, donde “se establecerían normas para regir y mejorar las condiciones de trabajo de las jugadoras en clubes participantes”.

La profesionalización no es una deuda clave en el deporte femenino. Blanca Nualart, responsable en materia de género del Consell Català de l’Esport, explica que “El problema más grande está en el deporte federado, donde realmente las licencias son mucho más bajas en las mujeres”. El último informe del Observatori Català de l’Esport, señala que en el período 2006-2016, el número de licencias otorgadas a hombres en Catalunya triplicó el de las mujeres. Según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, también se observa una brecha muy pronunciada en toda España, donde sólo 21,5% de licencias son de mujeres. En el caso del fútbol, las femeninas no alcanzan ni el 5%.

Laura Ràfols comenzó a jugar al fútbol con otros niños. En su pueblo no existían equipos de chicas y a las niñas que llevaran la pelota entre los pies se las tildaba de “marimacho”. Todavía hoy, cree que la mejor manera de responderle a esos comentarios es seguir jugando, “Si dejamos de jugar porque `es cosa de chicos´, haremos de ésta una sociedad machista”. Sin referentes femeninas a las cuales seguir, el fútbol profesional no era un sueño posible. “Siempre jugué al fútbol porque me gusta, no para cobrar a final de mes”, explica la capitana.

2017-11-07_ENTRENAMENT FEMENI_VICTOR
Laura Ràfols entrenando con el equipo femenino del FC Barcelona

La resistencia a que las chicas practiquen deportes no sólo se da sólo en el fútbol. Andrea Benítez (23), skater número uno en el ranking español, conoció el patín a través de sus amigos. Su madre la regañaba cuando volvía a casa con las rodillas lastimadas por los golpes. “Esto es de niños, a ver si se te pasa ya”, le decía. En los skateparks, todavía le toca lidiar con quienes creen que el patín está reservado para los hombres, “sobreentienden que por ser una chica tu nivel va a ser bajo. Te explican cómo hacer una maniobra sin que pidas consejos”. Para ella el skate siempre fue una pasión, no un proyecto de futuro, “siempre patiné porque me gustaba. Nunca pensé que me iba a poder dedicar profesionalmente. Cuando el skate se declaró deporte olímpico y recibí la beca del Comité Olímpico Español, me cambió la vida y vi que podía hacerlo”.

1AndreaBenitez
Andrea Benitez con su patín en el MACBA, Barcelona

En los skateparks, todavía le toca lidiar con quienes creen que el patín está reservado para los hombres, “sobreentienden que por ser una chica tu nivel va a ser bajo. Te explican cómo hacer una maniobra sin que pidas consejos”

Verónica Trillo es directora de Asiplanchaba, una plataforma que fomenta los deportes de tablas en niñas y mujeres en España. Trillo explica que “El skateboard ha sido marcadamente un entorno masculinizado, tanto en los ámbitos de competición formal como en los medios especializados”. Desde que el skate se declaró deporte olímpico, “se dieron cuenta rápidamente del problema que podía suponer la escasa presencia y empuje que se le había dado al papel de la mujer”. Desde entonces, desde el Comité Nacional de Skateboard se impulsaron acciones para la inclusión.

Si en los deportes masivos aún existe el “techo de cristal”, en los deportes minoritarios es de cemento. Beatriz Martínez Sordo (32) practica la disciplina de tiro olímpico, por la que obtuvo una medalla de plata en el Campeonato Mundial de Tiro al Plato del año pasado. Comenzó a los 13 años, “no había visto nunca a una chica tirar, no se me había pasado por la cabeza”. A muchos les sorprende ver a una mujer practicando un deporte de armas, “les resulta extraño porque un 95% o más son chicos. Entonces, preguntan ¿las chicas pueden hacer eso?”. Martínez Sordo siempre acompañó el deporte con trabajo y estudios para poder asegurarse un futuro, “siendo un deporte minoritario, es todavía más complicado. No tienes un sueldo por competir, tienes que poner de tu propia plata”.

Beatriz Martínez Sordo
Beatriz Martínez Sordo practicando tiro al plato.

Maitane Catalayud (13) es campeona de España de downhill longboard, un deporte que consiste en descender cuestas empinadas tumbada sobre un patín. “La primera vez que fuimos a un campeonato la niña, con 10 años, va y gana”, recuerda su padre, quien confiesa que tuvo que esconderse en una esquina para que Maitane no lo viera llorando de emoción desde el podio. El único apoyo que recibe Maitane es de su familia, que este año hará lo posible para costearle a su hija el viaje al campeonato del mundo. “No creo que pueda vivir de ello, porque siendo un deporte minoritario, los pocos patrocinadores que hay como mucho te pagan las inscripciones a los campeonatos o un poco de material”, afirma la niña.

2maitanecatalayud
Maitane Catalayud posando con su tabla de downhill.

La presidenta de la Asociación para Mujeres en el Deporte Profesional (AMPD), Mar Mas, explica que el hecho de que las deportistas profesionales tengan muy pocas posibilidades de obtener una renta de la que puedan vivir se traduce en que “el 90% de las mujeres deportistas tienen una titulación universitaria, mientras que los hombres que forman el tejido deportivo no”. Ràfols, que además de ser futbolista estudia un Doctorado en Fisioterapia del Deporte, afirma que “te planteas el fútbol como profesional pero sabes que tiene fecha de caducidad”. Benítez compagina el skate con la carrera de Ingeniería Eléctrica, “soy realista y sé que esto tiene un límite. Aunque también debo decirte que nunca imaginé poder dedicarme profesionalmente, y lo estoy haciendo”.

Carmen Juncal, del Comité Olímpico Español (COE), explica que “las deportistas de élite compiten dentro y fuera de las canchas. La lucha por la igualdad de género sigue en la brecha, ya que no cobran lo mismo que los hombres”. Asimismo, sostiene que una modificación en la Ley del Deporte podría aportar a que exista un tratamiento igualitario a nivel económico. Desde el CSD, explican que “el deporte es un reflejo de la sociedad. La mujer se ha incorporado más tarde al mundo del deporte y por ello tenemos esta situación”.

Carmen Juncal, del Comité Olímpico Español (COE), explica que “las deportistas de élite compiten dentro y fuera de las canchas. La lucha por la igualdad de género sigue en la brecha, ya que no cobran lo mismo que los hombres”.

La brecha salarial es evidente en el mundo del fútbol: mientras que Alex Morgan, la jugadora mejor paga del mundo, cobra alrededor de 3 millones de dólares al año (la mayoría de patrocinios), Lionel Messi recibe 46 millones. Para Benítez, en el mundo del skate “es increíble la diferencia en el monto de los premios y las oportunidades de auspiciantes entre chicos y chicas”. Sobre este punto, la especialista en género, deportes y medios, Sainz de Baranda Andujar afirma que, para que la financiación del deporte femenino pueda crecer, es vital que exista una mayor cobertura mediática, “es todo un círculo, de poca presencia en los medios y falta de patrocinios, que hay que romper”. La investigadora explica que, lo que más destaca en el tratamiento del deporte femenino por parte del periodismo, es la invisibilidad, donde “ronda un 8% la información que se le dedica a la mujer. Las mujeres no llegan a ser noticia de portada. No están reflejando sus méritos”. Sobre este punto, Ràfols afirma que “es necesario que los medios de comunicación se impliquen, que salgamos en los periódicos”.

La investigadoraSainz de Baranda Andujar explica que, lo que más destaca en el tratamiento del deporte femenino por parte del periodismo, es la invisibilidad, donde “ronda un 8% la información que se le dedica a la mujer. Las mujeres no llegan a ser noticia de portada. No están reflejando sus méritos”

Desde el COE, afirman que “es un hecho que la presencia de las mujeres sigue siendo menor que la de los hombres. Sin embargo, desde los JJOO de Londres, cada vez son más visibles y los medios están recogiendo que la obtención de resultados es brillante”. La presidenta de la AMPD coincide en la importancia de los JJOO: “las mujeres empezaron a tener mayor participación y éxitos. Con menos recursos, las deportistas españolas ganaron más medallas que los hombres, al igual que en Río”. Sainz de Baranda Andujar remarca que “si nos dejaran hacer deporte de manera realmente profesional el nivel iría incluso más allá”. Para Ràfols, el hecho de que se haya avanzado tanto en la última década “no significa que el cambio se pare aquí, tiene que seguir mejorando”.

—————————————————————————————————————————————

Superar la brecha

En Catalunya, desde el Consell Nacional de l´Esport, en el marco del “Programa Dones i Esports”, se otorgan subvenciones para el deporte femenino de alta competición a nivel estatal e internacional, que buscan compensar la brecha existente. Desde el Consejo Superior del Deporte de España sostienen que “debemos captar el dinero de las grandes empresas para que llegue al deporte femenino. Además, visibilizar los éxitos femeninos para facilitar que las niñas de hoy tengan referentes”. Con este fin, desarrollan el programa “Universo Mujer”, que ya ha recaudado 15 millones de euros destinados al fomento del deporte femenino español a través de la colaboración público-privada, al otorgar beneficios fiscales a empresas aportantes.

 

Anuncios

Un comentario en “Las campeonas invisibles

  1. Pingback: Asiplanchaba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s