Esto no es un panfleto feminista

Esto no es un panfleto feminista. No necesita serlo. Cuando las distintas formas que asumen las violencias machistas ya no se callan, cuando las mujeres ponen en palabra el acoso y el maltrato; cuando las mujeres hablan, la realidad se impone en los datos. Ya no hay lugar para hablar de una supuesta “ideología de género”. Esta revista pretende dar visibilidad a esos relatos que ayudan a explicar por qué todavía vivimos en una sociedad machista. A esas trayectorias que se encuentran, desde sus subjetividades particulares, con las mismas trabas que les imponen los roles de género. A esos cuerpos disidentes, que aparecen para cuestionar los privilegios del hombre.

ABRIL PHILLIPS

El último año, en España se presentaron 166.620 denuncias por violencia de género, la cifra anual más alta registrada hasta el momento. El feminicidio se cobró la vida de 53 mujeres en 2017. Desde el principio de este año, ya son 10 los registrados. Las violencias machistas se encontraron, el último 8 de marzo, con el grito colectivo de mujeres que colmaron las calles de 120 ciudades españolas. Mujeres que se reunieron desde el saber que la experiencia personal es también colectiva; que lo que le pasa a una, le pasa también a todas; que lo privado es ahora más que nunca, político. El lema “hermana, yo te creo”, que surgió como abrazo contenedor a la joven que denunció una violación múltiple por parte del grupo llamado “La Manada”, era también un mensaje a la sociedad entera: las razones de la violencia no están inscriptas en sus cuerpos, entre sus piernas, sino en un sistema patriarcal que la normaliza. Ese abrazo fue también un símbolo: juntas, somos más fuertes.

Pero el 8 de marzo las mujeres no sólo salieron a las calles impulsadas por la necesidad de luchar contra el miedo impuesto. Lo que las mueve, sobre todo, es el deseo. El NiUnaMenos guarda en su interior no sólo el deseo de supervivencia, sino de quererse vivas y vibrantes. Las mujeres se cuestionan que se les indique el largo que deben tener sus faldas, la forma en la que debieran vivir su sexualidad o las medidas a las que se debieran ajustar sus cuerpos para que puedan saberse bellos. Ya no toleran que haya proyectos o aspiraciones que “no les correspondan” por su condición de género.

Las mujeres avanzan con fuerza, anunciando que el mundo del deporte, de la economía, de las artes, de los medios, de la ciencia, de la tecnología, ya no son sólo de los hombres. Las mujeres avanzan, pero todavía no consiguen romper el “techo de cristal”: según los últimos datos del INE, la brecha salarial se encuentra alrededor del 23% en España y la cantidad de mujeres en puestos dirigentes se acerca al mismo porcentaje. A ellos se les invita a compartir el mundo del hogar: pese a que las mujeres ya están incorporadas dentro del mercado laboral, todavía concentran la mayor parte de las tareas de cuidado. En las últimas cifras del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad sobre conciliación familiar, se revela que en 2016 fue del 92,63% el porcentaje de madres que cogieron excedencia para el cuidado de sus hijo/as. Si para las mujeres el techo es de cristal, para el colectivo trans es de cemento: hoy sufre una tasa de desempleo que oscila entre el 60% y 80%. La homofobia y la transfobia vulneran los cuerpos que no se ajustan al modelo de “lo normal”, al imponerle trabas sociales y económicas en el cumplimiento efectivo de sus derechos.

Todos esos gritos son personales, son subjetivos. Pero se reiteran y se encuentran en la necesidad de transformar una sociedad que sigue jerarquizando en función de un status de género. Por eso esos gritos se comparten. Este número hace el esfuerzo de recuperarlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s