El feminismo visto por las activistas históricas

El movimiento feminista goza de buena salud. La primera señal de revitalización fue el surgimiento de la plataforma Me Too, en octubre de 2017. Luego, la huelga internacional y las multitudinarias manifestaciones del último 8 de marzo. Sin embargo, el camino no empezó ni el año ni el mes pasado. Detrás de este apogeo, hay mujeres que se han organizado durante más de cuatro décadas para ayudar a hacerlo posible. ¿Cuál es su mirada respecto a la situación actual del movimiento? 

HERNANDO RIVERA

Era 1975 y se celebraba el Primer Año Internacional de la Mujer. Tres años antes, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) había decidido proclamar su celebración para intensificar las medidas para reducir las brechas de género. La iniciativa tuvo eco en Cataluña: en mayo de 1976 se desarrollaron las Primeras Jornadas Catalanas de la Mujer. El paraninfo de la Universidad de Barcelona fue escenario de la cita que se convertiría en un hito para el movimiento. Allí se reunieron, entre otros grupos, militantes de partidos políticos, integrantes de agrupaciones feministas, profesionales, estudiantes y dirigentes vecinales. La convocatoria marcó un antes y un después. En eso coinciden Conxa García, Custodia Moreno y Mercè Otero, tres activistas históricas del movimiento.

Conxa García relató con orgullo que, también en 1975 -junto a otras compañeras-, montó la primera Vocalía de la Dona no solo de Gràcia, sino de Barcelona. Esa organización fue fundamental para que tres años más tarde se pusiera en marcha la Coordinadora Feminista. “En esa época luchábamos por la ley de divorcio, el acceso a métodos anticonceptivos, derecho al aborto y la creación de guarderías”, recuerda García.

Para Custodia Moreno, el movimiento feminista “fue una necesidad del momento”. Rememoró que su trayectoria comenzó en El Carmel y en Can Baró, a fines de los 60´. Junto a las vecinas y vecinos, luchaban para mejorar las condiciones en las que vivían. “En aquellos tiempos teníamos un doble papel: el del cambio político para combatir la dictadura y el del feminismo”, aseguró la dirigente.

 

La esperanza y el recambio

Proveniente del mundo universitario y también del asociativismo barrial, Mercé Otero –hoy delante del espacio Ca la Dona-, puso en realce al pasado 8 de marzo y lo calificó de “excepcional”. Desde su perspectiva, si bien hay una serie de factores que han confluido para que el movimiento feminista haya recobrado su fuerza, cree que lo fundamental es la sororidad.

Conxa García considera que la reactivación de la lucha por los derechos de las mujeres sucedió porque era una necesidad vital. “Hemos visto que juntas podemos mejorar la sociedad”, complementó una ilusionada García.

Custodia Moreno se definió como “llena de alegría” al ver tantas mujeres protestando en las calles. En su análisis, con la llegada de la democracia, la gente pensó que ya no tenía que estar haciendo manifestaciones. Sin embargo, considera que, a raíz de la crisis y el 15M, hubo un resurgir del feminismo.

Otero coincidió con Moreno en cuanto los motivos de la reactivación y agradeció el recambio generacional. “Nos parecía que no habíamos sido capaces de trasladar ni la información ni la formación, pero gracias a la crisis, las mujeres han podido darse cuenta de las problemáticas que todavía tenemos”, añadió. Además, apuntó al reconocimiento mutuo. “Hay que reconocer que ellas tienen toda la fuerza, pero ellas también tienen que reconocer que no son las primeras y las únicas. Deben saber que hay un recorrido previo”, destacó.

Conxa García, Barcelona 17.04.2018
Conxa García, Barcelona 17.04.2018 Foto: Asli Yarimoglu

En ese respecto, García lamentó no poder relacionarse como quisiera con las activistas más jóvenes. Explicó que las nuevas generaciones tienen diferentes canales de comunicación y que quizás los que ella usa ya están obsoletos. “La gente de mi edad querríamos tener un trabajo más conjunto, pero se nos escapa. Hay convocatorias de las que me entero después de que han pasado”, apuntó Conxa García. A pesar de esta diferencia, se confesó muy orgullosa de lo que han logrado sus compañeras. “Ellas venían organizando la huelga feminista hace tres años, nosotras lo veíamos muy difícil, pero lo lograron”, declaró.

Los retos

En torno a los desafíos del movimiento, Mercè Otero sostuvo que “no basta con salir a la calle un día, hay que continuar la lucha en la vida cotidiana”. A lo mismo apunta Custodia Moreno, quien remarcó su esperanza, pero teme que todo quede en lo superficial. “Dudo de nuestro avance cuando veo a esa gente joven que todavía tiene una dinámica de control en la pareja. Eso también es violencia, pero no sale en los medios hasta que te han matado”, agregó.

Mercé Otero, Ca La Dona, Barcelona 20.04.2018
Mercé Otero, Ca La Dona, Barcelona 20.04.2018 Foto: Asli Yarimoglu

Otero, además, aseguró que “para conquistar la libertad y la dignidad de la mujer hay muchos caminos, no existe solo un feminismo”. En su opinión, no hay mejores ni peores feministas, pero sí le recomendó a la más jóvenes que “el discurso siempre sea a favor, nunca en contra”, porque eso es lo que siempre se usa cuando alguien quiere desprestigiar al movimiento.

Custodia Moreno le dejó un recado a la juventud: “vayan por todas, el mundo es de las personas y las locuras sólo se hacen cuando eres joven”. A su vez, Mercè Otero llamó a las nuevas generaciones a que sigan adelante con la lucha.

Custodia Moreno, 24.04.2018, Barcelona
Custodia Moreno, 24.04.2018, Barcelona Foto: Asli Yarimoglu
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s